Menu

Title

Subtitle

Article - La Llorona (0e49051)

aquí. de La Llorona es una historia de leyenda muy extendida en ciertos países, según la que una mujer que ha perdido a sus hijos vaga convertida en un ánima en pena, siempre buscándolos y turbando con su llanto a quienes la oyen. Hombres extraños y más sabios y más antiguos que nosotros van a venir por el Oriente y sojuzgarán a tu pueblo y a ti, y tú y los tuyos van a ser de muchos lloros y grandes penas y que tu raza desaparecerá devorada y nuestros dioses humillados por otros dioses más poderosos.


Algo nuevo accede a la conciencia de todos los que presenciaron al ángel y ángeles, una enorme luz iluminadora los deslumbra, a los guardas encargados de observar el sepulcro de Jesús, a las mujeres ,una luz que ha atravesado el tiempo y el espacio y los ubica en otra dimensión, en otra conciencia ampliadaEs una luz diferente a la luz natural, si ponemos otras palabras podemos decir sobrenatural divina, que ha alumbrado a las mujeres, a los guardas ,a los de Emaus, a los discipulos ,les hace ver que Jesús no se ha quedado en la muerte, en el cadáver y ha alumbrado al mundo con el esplendor de Dios, de la Verdad y del Bien, para todos los hombres.

Ejemplos del primero son KM 31: Quilómetro 31 - 75 por ciento (dos mil siete), J-ok'el (2007), y la reciente cinta animada de Alma Estudios La leyenda de la quejica (dos mil once); y del segundo The Wailer (dos mil seis) y The Cry (dos mil siete).

En Argentina cuando la historia legendaria de la quejica se refiere a una mujer que despidió la vida a sus hijos, luego se quitó la vida porque creía escucharlos vocear, por esta razón el espíritu de la mujer prosigue vagando, se siente culpable por haber dado muerte a sus hijos.

Un cometa de dos colas, un rayo silencioso que golpeó el templo de Tláloc, la aparición de la chocacíhuatl chillando ¡Uy, mis hijos!” y un ave que fue encontrada en el lago, con cabeza de espéculo que en su interior mostraba unos hombres blancos, y que el mismo Motecuhzoma pudo ver.

Al fin un día en que el calor era sofocante, se fue a bañar a Los Charcos de Santana llevando consigo a los 2 niños; una vez dentro del agua los soltó, llevándoselos la corriente, de forma inmediata se arrepintió y deseó salvarlos pero ya no le fue posible y misma estuvo a puntito de ahogarse; chillaba pidiendo salvaran a sus hijos pero sólo pudieron salvarla a ella, a quien sin sentido se la llevaron al hospital.

En una de ellas, el fantasma de una sirena aúlla en el mar por las noches lamentando el asesinato de sus hijos por un pescador. En la versión de C. Rica se le añade un pasado: se piensa que la mujer en vida había sido una princesa indígena preciosa. En varias partes de la República Mexicana se le ha escuchado y visto en aparición, pero no solo como espíritu rondando en las calles deambulando en casas de grandes terrenos, sino también en leyendas y asimismo acontecimientos históricos.

La mujer, llorando, afirmó que su hija había muerto hace veinte años a orillas de un río y que su cuerpo sepultado se encontraba en el Cementerio del Norte. La quejica es una mujer alta y estilizada cuyo atuendo es de color blanco, aunque no es posible distinguir sus rasgos faciales.

La historia de la quejica corta nos apunta meridianamente que se trata de lo que los especialistas en materia paranormal definen como una alma en pena” que vaga por las calles oscuras de los pueblos, lamentándose por una serie de circunstancias que le ocurrieron en su pasado.

En los panteones de los pueblos de San Gregorio y Xilotepec, la gente llegó desde el 31 de octubre para velar a sus pequeños, y del 1 de noviembre al 2, esperaron a los amigos, abuelos, progenitores, hijos, que partieron antes y que esos días rondan por la ciudad de México.

Go Back

Comment

Blog Search

Blog Archive

Comments

There are currently no blog comments.